El negocio de la salud (en México)

Después de casi una década viviendo en un país en el que la sanidad es pública y universal, hay cosas a las que ya me he desacostumbrado. Este año, tres cosas me llamaron en especial la atención durante mis vacaciones visitando a la familia:

1.- La cantidad de mujeres conocidas, algunas muy jóvenes, que se han puesto implantes mamarios.

2.- La proporción de anuncios en la televisión que ofrecen productos farmacéuticos, muchos de ellos “milagrosos”.

3.- Las estrategias agresivas de venta en las farmacias.

En realidad, lo primero que me sorprendió fue ver que, en algunas franjas horarias, más de la mitad de la publicidad era sobre fármacos. Algunos típicos “remedios infalibles” para la alopecia, la obesidad o la disfunción eréctil. Incluso algunos que se atreven a decir que aumentan la memoria o la capacidad intelectual. También complejos vitamínicos y otras cápsulas para mejorar el aspecto de la piel, combatir los hongos de los pies o reducir las várices. Pero, lo más llamativo, eran los medicamentos para algunas patologías que en Europa sería impensable (de hecho, está prohibido por ley) promocionar de esa forma, como antihipertensivos y fármacos para problemas hepáticos, renales, migraña o problemas en la próstata. Mi favorito, sin duda, un atigripal cuyo reclamo publicitario rezaba “Le quita los síntomas en 30 minutos, o ¡le devolvemos su dinero!”.

La publicidad “en el punto de venta” de las farmacias tampoco me dejó indiferente. Para empezar, en México la mayoría de los médicos aún receta los fármacos por nombre comercial. Especialmente los privados. A raíz de esto, hace algunos años surgieron empresas orientadas al mercado de los genéricos, como el caso del famoso “doctor SIMI”, que vende fármacos “similares” a precios muy populares. Bueno, pues esta farmacia además ofrece consultas médicas a 50 pesos (unos tres euros) y, para promocionarse, hace gala de una botarga que representa al gordinflón “doctor SIMI” y que baila y entrega globos a los niños al ritmo de música pegajosa.

Tampoco es extraño ver rótulos de ofertas en las farmacias que ofrecen medicamentos con llamativos descuentos según la temporada. La que no puede faltar: “Viagra”. Y para muestra, un botón…

Anuncios

Acerca de Karla

Periodista especializada en ciencia y salud.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a El negocio de la salud (en México)

  1. JOSE ARMANDO SALINAS SANCHEZ dijo:

    Buen reportaje,poniendo el dedo en la herida, y de veras que el bombardeo mediatico está a la orden del dia acá en mexico!
    por las mañanas durante el noticioso de las 6:00 a.m. en uno de los canales con mayor audiencia de la television gratuita (“abierta”) en los segmentos destinados a anuncios comerciales de cada 8, 6 son de medicamentos, y de estos “4 son de productos milagro”ojalá que con la obligatoriedad por ley de exigir la prescripcion medica en las farmacias para poder surtir recetas de antibioticos disminuyan tales campañas,y a mi juicio el segundo paso es hacerle frente a los “productos milagro”.

  2. flyerlpa dijo:

    Hola, siempre que voy a México y a algún otro país del continente Americano, me llama la atención la comercialización de los medicamentos.
    Una anécdota curiosa, fue durante una estancia en Monterrey. Al bajar a desayunar, coincidía en el hotel una conferencia de representantes de Pfizer. Me llamó la atención, que llevan uniforme, y sobre todo uno que llevaba una camisa azul con Viagra en letras mayúsculas y su nombre en pequeñito.
    La publicidad de productos milagro, tambien nos invade.
    Un saludo

  3. cruzverde dijo:

    Permítame que le hable del negocio del medicamento que tenemos en España.

    No sé si sabe que en 1941, Franco estableció limitaciones al número de farmacias en España, a petición de los ejercientes de la época. ( Puede verse aqui: http://www.plafarma.org/documentos/decreto%20franco%201941.pdf ) .

    Bien, con la llegada de la democracia, se pensó que la situación podría llegar a cotas de libertad similares a las tenidas, por ejemplo, en tiempos de Primo de Rivera. Pero no, los Gobiernos se dieron cuenta de que tenían un filón. Si Franco había restringido la profesión simplemente por su voluntad, ellos podían hacer lo mismo, eso sí, democráticamente sazonado con la defensa de la salud pública, y a cambio de una importante mordida. Esta mordida o chantaje, se llama técnicamente, “aportación por volumen de facturación” ( Ver RRDD 5/2000, 4/2010 y 8/2010 ) es decir, una cantidad proporcional a la facturación, que los farmacéuticos deben pagar ( devolver ) a las administraciones sanitarias, si quieren que estas sigan legislando para que otro Licenciado no pueda establecerse en las inmediaciones.

    De esa forma, y modificando paulatinamente el sistema de apertura de nuevas farmacias ( hasta la eclosión del boom autonómico era a instancia de parte, pero las CCAA, la mayoría, regularon un proceso de adjudicación de oficio que negaba esa posibilidad) también se dieron cuenta de que tenían la llave de las nuevas farmacias para satisfacer favores políticos y adjudicárselas a los amiguetes. ( Puede verlo aqui: http://www.farmaceuticossinfarmacia.org/plafarma/index.php/es/modelo-politico.html )

    Vaya sumando. Una profesión restringida, cuyos pequeños portillos de entrada, controla la Administración sanitaria. Una profesión que produce MUCHO DINERO A MUY POCOS PROFESIONALES, hecho por el cual, la Administración cobra un chantaje para seguir manteniendo el tinglado. Control de las entradas a la administración, convocando concursos hechos a medida de las personas a quien se quiere agraciar con la lotería de una nueva farmacia.

    Si le interesa el tema en profundidad, la remito a http://www.plafarma.org http://www.farmacialibre.net y http://www.farmaceuticossinfarmacia.org .

    Personalmente estoy a su disposición en cruzverdefarmacialibre@yahoo.es

    Gracias por su atención.

  4. cruzverde dijo:

    Esta situación que le relato sucintamente, varió sólo en una CCAA. En Navarra. Allí, en el año 2000, el hoy diputado del PP y a la sazón consejero de sanidad, D. Santiago Cervera Soto, implementó un sistema radicalmente opuesto al que todavía hoy sigue vigente en el resto de España.

    Cervera se preguntó…¿Por qué hay que garantizar una clientela cautiva a las farmacias? ¿No sería mejor garantizar un número aceptable de farmacias, y a partir de ahí, permitir la libre apertura con unos pequeños límites que permitan la subsistencia de TODAS LAS FARMACIAS, pero que impidan que unos pocos elegidos se hagan inmensamente ricos a costa de restringir el derecho de otros profesionales a establecerse?

    Le dejo un enlace a la ley, en cuya exposición de motivos se relata casi todo con más lujo de detalles. Y digo casi todo, porque la trastienda de esta ley ( la única que en la historia del parlamento foral se ha votado a puerta cerrada debido a las inmensas presiones que suscitó por parte de quienes veían que perdían cuota de mercado) está en otros documentos que si quiere, se los facilitaré. He aqui la ley:

    http://noticias.juridicas.com/base_datos/CCAA/na-l12-2000.html

    Para finalizar le daré dos datos.

    Uno, Cervera, antes de hacer esta modificación, presentó un detallado estudio de viabilidad en que se concluía, como la realidad ha demostrado, que ninguna farmacia corría peligro de cierre por falta de rentabilidad.

    Dos. La consecuencia de la ley, es que se duplicó el número de farmacias. De trescientas, se pasó a seiscientas. De las 150 nuevas farmacias, dos terceras partes se abrieron en entornos estrictamente rurales, rompiendo el mito de que todas se irían a sitios muy poblados. La ley de Cervera sirvió para que la Comisión Europea, demandara a España por sus restricciones en un Dictámen Motivado de junio de 2006, Dictamen que está todavía abierto. Pero frente al dictamen, están los dos principales partidos que ven peligrar una situación que les reporta beneficios y que beneficia igualmente a muchos de sus principales dirigentes.

    Sigo a su disposición. Muchas gracias.

  5. cruzverde dijo:

    Quise decir que de las trescientas nuevas farmacias, 2/3 fueron abiertas en un entorno estrictamente rural. *

    http://www.farmaceuticossinfarmacia.org/plafarma/index.php/en/modelo-navarro.html

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s